Aryadeva:

Aquél que ve a uno,
Se dice que contempla a todos.
Aquello que es la vacuidad de uno,
Es la vacuidad de todo.

De la Guirnalda Preciosa:

Un ser no es ni tierra, ni agua,
Ni fuego, ni viento, ni espacio,
Ni es la consciencia. Si no es ninguno,
¿Dónde hay una persona separada de ellos?
Por que el ser se combina con los seis elementos
No es absoluto. De la misma manera,
Por que las esferas individuales se combinan,
No existen absolutamente.

Preámbulo

Los cinco agregados son un tema principal ya que son la base para muchas de las meditaciones más importantes.
El aferramiento al ‘Yo’ y a ‘lo mío’ es muy sutil pero extremadamente resistente; es la raíz de todos los problemas. Para ser capaz de apreciar completamente el efecto dañino que tiene este aferramiento y a continuación ser capaz de liberarse de ello, es necesario entender tanto la naturaleza ilusoria y convencional de los agregados como su manera última de existir.
He reunido y traducido la mayor parte del contenido de este libro de diferentes textos Tibetanos tales como del Ornamento Claro de Chim Jam-pe’i Yang, Iluminación del Camino a la Liberación del primer Dalai Lama Gyalwa Gedun Drub y de la Compilación de Temas de Purbuchok Jampa Tsültrim Gyatso. Algunos de estos pensamientos son míos, sin embargo están basados en dicho material. Yo soy enteramente responsable por cualquier error.

Del Sutra del Corazón:

Shariputra, cualquier hijo o hija de buen linaje que desee practicar la profunda perfección de la sabiduría deberá contemplarla así, considerando repetidamente y de modo correcto estos cinco agregados como también vacíos de naturaleza inherente. La forma es vacuidad. La vacuidad es forma. La vacuidad no es más que forma, la
forma no es más que vacuidad. Del mismo modo, la sensación, la discriminación, los factores de composición y la conciencia son vacíos